CONSEJOS PARA DESHACERTE DE LAS PILAS Y LAS BOMBILLAS QUE NO FUNCIONAN

¿Te estás preguntando dónde puedes desechar las pilas y bombillas que no funcionan? ¿Quieres contribuir al mantenimiento del medio ambiente, pero no sabes cómo? Sigue leyendo, y no te pierdas estos consejos que hay que intentar aplicar en nuestro día a día.

Te contamos qué hacer con las pilas y bombillas que ya no funcionan, cómo desecharlas sin ningún perjuicio para el medio ambiente. Siguiendo estos pequeños pasos ayudarás a que todos vivamos en un mundo mejor.

¿Conoces los efectos negativos para el medio ambiente que provocan las pilas y bombillas? Es importante conocer los datos exactos para que todos acabemos concienciándonos con este tema, tan solo una pila, tipo alcalina, contamina unos 170.000 litros de agua, pero es que una pila de las normales puede llegar a contaminar hasta 600.000 litros, ¿te imaginas lo que pasaría si todos hiciésemos lo mismo?, además la cosa no se queda ahí, ya que cada pila que arrojemos a un lugar inadecuado permanecerá allí unos cincuenta años, que es lo que tarda en degradarse, y por si fuese poco, sus efectos nocivos para el medio ambiente durarán otros cincuenta años más.

Vamos con las bombillas ¿Conoces que materiales perjudiciales para nuestro medio ambiente tienen las bombillas? Este producto que nos hace la vida tan fácil, y nos ilumina durante todas las horas del día, suele contener metales pesados, como por ejemplo el mercurio, que son muy nocivos para nuestro medio ambiente.

Por estas razones es muy importante que todos desechemos correctamente todos y cada uno de los productos que utilizamos y que puedan resultar perjudiciales para el medio ambiente, no nos llevará a penas tiempo, y, sin embargo, estaremos regalándoselo a nuestro mundo

¿Cómo nos deshacemos de las pilas y bombillas de forma correcta? Pues en realidad es muy sencillo, ya que hay un punto limpio, o un contenedor especial habilitados de forma oficial para todo tipo de desechos que necesiten un reciclaje o tratamiento especial. Además de esto, si no vivieses cerca de ninguno de estos puntos habilitados, hay establecimientos concretos que cuentan con un punto de recogida para ciertos productos como estos, por lo que no hay excusas que valgan para no hacerlo.

Teniendo esto en cuenta, es necesario deshacerse de las pilas y bombillas usadas de forma correcta. Ya sea en el punto limpio más cercano, en contenedores específicos que se encuentran en algunas localidades o en un establecimiento con punto de recogida. Cualquiera de las tres opciones son válidas y correctas, solo tienes que buscar la que te venga mejor según donde vivas.

También podemos tomar medidas para reducir el consumo de pilas y bombillas, de esta manera contribuiremos también con el medio ambiente, y es muy fácil, solo tenemos que concienciarnos y empezar a cambiar nuestros hábitos de consumo y suministro. Existen las pilas recargables, todos lo sabemos, pero parece que se nos olvida, y nos vamos siempre a comparar pilas de un solo uso, pues bien, es hora de cambiarlo, las pilas recargables no solo harán que contribuyamos a mantener nuestro mundo, haciendo que bajen este tipo de deshechos perjudiciales, sino que, a la vez, estaremos ahorrando dinero. En cuanto a las bombillas, las luces LED son mucho menos nocivas para el medio ambiente, y además tienen una duración en el tiempo mucho mayor que las bombillas de siempre, por lo que igualmente, no solo estaremos ayudando a conservar nuestro medio ambiente, sino que el gasto en iluminación será mucho menor para nosotros. ¡Todo son ventajas!

A partir de ahora, cambia tus hábitos diarios. Comienza informándote sobre dónde encontrar los puntos limpios en tu ciudad, o el lugar más cercano a tu pueblo. Esta información la encontrarás en la página web de tu Comunidad Autónoma, Provincia, o del Ayuntamiento de tu ciudad. También puedes acercarte al organismo pertinente y preguntar, allí te indicarán.

Es recomendable habilitar un lugar en casa para este tipo de reciclaje, sabemos que no vas a ir todos los días al punto limpio por una sola pila, por ello, nuestro consejo es preparar un lugar en casa para acumularlas, un cubo o una simple cajita nos bastará, y toda la familia podrá contribuir a este reciclaje. Una vez que esté lleno, solo tienes que llevarlas al punto limpio más cercano a tu domicilio, y el resto es cosa de la empresa o institución especializada pertinente.

Siéntete bien contigo mismo, y con el mundo en el que vives, contribuyendo a mantener y conservar este maravilloso planeta en el que vivimos. Como has podido leer, no cuesta nada, es un mínimo cambio de costumbres, y un pequeño esfuerzo por parte de cada uno de nosotros, que se traducirá en una gran satisfacción personal, nuestro pequeño granito de ayuda. ¡Entre todos los granitos podemos conseguirlo!