Blog de electricidad

Cómo conseguir un gran ahorro energético en la comunidad de vecinos

Esto es un punto en las reuniones día sí día también de eso estamos seguros. Es algo que todos queremos ya que es una buena manera de pagar menos. Pues lo primero de lo que debemos ser conscientes es la importancia de los mantenimientos de todas las instalaciones comunitarias, debido a que un simple fallo en un aparato de la comunidad nos hará pagar de más en las facturas.

Claramente, debemos tener en cuenta otros aspectos para poder llevar a cabo este ahorro eléctrico. Como el uso de aparatos que reduzcan el consumo. Estos aparatos son varios y te los explicamos a continuación.

La tecnología LED nos ayudará a reducir nuestro consumo hasta en un 80% mediante la colocación de bombillas LED por ejemplo. Que, aunque su precio de compra es superior a las luces habituales, esta inversión nos permitirá una rápida amortización con un ahorro desde la primera factura tras su instalación. Además, esta tecnología tiene una duración bastante por encima del resto, con apenas necesidad de mantenimiento, sin emisiones de calor.

La instalación de detectores de movimiento ayudan en nuestra lucha para ahorrar energía. La luz se apaga en el momento que note que no existe movimiento, mientras que los interruptores convencionales no. Además, la instalación es sencilla y debemos además instalar luces LED.

En el caso de que contemos con garaje en nuestra comunidad, las baterías de condensadores nos ayudarán a dejar de pagar precios elevados por abrir o cerrar el garaje. Solo pueden ser instalador por electricistas profesionales.

Estas son unas sencillas y eficaces formas de conseguir un gran ahorro energético de nuestra comunidad de vecinos rápidamente.

Los electrodomésticos que más consumen electricidad

Todos somos conscientes de que el precio de la luz siempre sube y nunca baja ¿cierto?

Por ello emplear métodos y gestos para ahorrar lo máximo posible está a la orden del día.

Para poder ahorrar en nuestro consumo eléctrico hay que empezar por hacer un mejor uso de los aparatos eléctricos sabiendo cuáles de nuestros electrodomésticos consumen más, nuestros profesionales le informaran.

Para empezar la vitrocerámica es uno de los electrodomésticos que más electricidad consumen con un 7,4% total.

Para continuar tenemos el frigorífico con una cifra que alcanza el 6,64%. Lo que si que debemos tener en cuenta es que podemos recurrir a los frigoríficos de bajo consumo, que nos ayudará a ahorrar día a día. Para escoger el adecuado podremos consultar con un profesional.

Las bombillas suceden este ranking de los que más consumen, por lo que una buena manera de poder ahorrar es cambiar las bombillas convencionales por las bombillas LED que nos pueden suponer hasta un 80% del ahorro en nuestra factura a pesar de necesitar una mayor inversión al comprarlas.

La televisión es un aparato que se encuentra continuamente encendido, por lo que supone un elevado gasto energético. Y aunque hoy día contamos con los televisores de bajo consumo aún no suponen un gran ahorro. Por ello es importante que siempre que no se encuentre en uso debe apagarse, no dejarla siquiera en stand by. Y si ya nos molestamos en desconectarla ahorraremos aún más.

Los aparatos electrodomésticos que más consumen en nuestro hogar son estos, aunque los ordenadores, microondas se suceden en esta lista. Debemos también comprobar que la electricidad se encuentre en perfecto estado ya que pequeños fallos nos pueden aumentar la factura de la luz.
Es imprescindible contar con un servicio de mantenimiento eléctrico que nos solucione cualquier problema a pequeño que sea de manera rápida y eficaz.

Cómo localizar una avería de salto de diferencial

Aunque pueden llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza este tipo de avería, especialmente si se producen de una manera esporádica y sin una pauta aparente, vamos a dar una serie de pasos para localizarlas de manera sencilla.

Lo primero que hay que hacer es bajar los interruptores excepto el general y el del ICP si se tiene, y comprobar que se rearma el diferencial correctamente. Después habrá que ir levantando uno a uno los interruptores para ver cuál es que el provoca el disparo del diferencial. Una vez los hemos identificado, hay que analizar a que circuito pertenece y desconectar sus receptores. Cuando están desconectados y el diferencial no se ha disparado, los profesionales iran conectando cada uno de ellos de nuevo hasta dar con el que provoca el salto, que se debe generalmente a que uno de sus conductores toca una parte metálica y deriva a través del conductor de tierra.

Si aunque hayas desenchufado todos los receptores sigue saltando el diferencial, habrá que revisasr los enchufes y las cajas de conexiones, ya que seguramente la derivación se esté provocando allí.

De cualquier forma en ocasiones un diferencial se dispara sin ningún motivo aparente y la avería no proviene del interior de la casa, sino del exterior y puede haber sido provocado por diversos factores como los armónicos, y aunque no es de nuestra instalación, se pueden prevenir o corregir estos fallos cambiando el diferencial.

Hay dos opcionesa la hora de optar por un diferencial, uno rearmable que cuando salta se rearma todas las veces que esté programado y un diferencial superinmunizado, que tiene filtros contra las corrientes parásitas que provocan que salte.

Prevenir una sobretensión eléctrica

Una sobretension eléctrica se produce sin previo aviso por lo que no se puede actuar antes y evitar los daños, por lo que la única forma de prevenirla es contar con unos protectores de sobretensiones instalados previamente. Y es que una subida de tensión puede llegar a estropear un simple electrodoméstico en un hogar o la producción de una planta entera de fabricación.

Estas sobretensiones pueden ser provocadas por un fenómeno meteorológico como un rayo o por una instalación eléctrica que reciben un voltaje elevado que no se esperaba como por ejemplo un fallo en la red. Con este sistema puede protegerse la instalación ante picos pequeños provocados por equipos electrónicos de potencia como una lavadora con regulación de velocidades, o con fuentes de alimentación que están conmutadas como un ordenaror o un televisor. Además protegen contra la caída de un rayo. Para protegerse ante una sobretensión prolongada, lo mejor es desconectar el interruptor ya que de esta manera la intensidad circulando es mínima.

Para la protección correcta de una instalación se deben combinar diferentes elementos de protección. En este caso es normal encontrar equipos combinados que tienen un protector para sobretensiones transitorias y otro para sobretensiones permanentes.

La instalación de este tipo de protectores debe realizarla un profesional y además, como sucede con otros productos, el problema de estas instalaciones es que no se sabe si funcionan correctamente hasta que aparece el problema, por lo que es importante el uso de m marcas de prestigio y que estén certificadas para que no fallen en el momento de la verdad.

Sustituir un tubo fluorescente por un tubo LED

La conexión de los tubos LED precisa de una comprobación previa del cableado de la lámpara fluorescente. Para ello habrá que eliminar la reactancia y el cebador; los dos cables de la red eléctrica se enchufarán directamente a las dos patas de un extremo del tubo. Será vital seguir los pasos siguientes: primero, apagar el equipo y cerciorarnos de que la corriente no pasa al equipo; segundo, retirar el tubo fluorescente y anular la reactancia y el cebador; tercero, conectar el neutro a un extremo del portalámparas y la fase al otro extremo; cuarto, ver que se enciende y que está instalado. Si tiene alguna duda pongase en contacto con nosotros.

Sin reactancia ni cebador

Para el encendido, los tubos LED no necesitan de la reactancia ni el cebador, por lo que se comportan de manera más eficaz energéticamente hablando. Los tubos fluorescentes son tubos de vidrio con un gas dentro capaz de emitir luz blanca cuando los electrones le atraviesan. No obstante, para que el tubo emita luz, el gas tiene que estar a una elevada temperatura y los electrones tienen que poder pasar de un extremo a otro atravesando el gas.

Ventajas del tubo LED

El ahorro energético, que puede ser de más del 50%, es la principal ventaja de estos tubos. Y es que un tubo convencional, además del propio consumo que entraña, precisa de una reactancia que consume entre 3 y 8 vatios por tubo. El ahorro en mantenimiento es otra ventaja indiscutible de los tubos LED, que no necesitan reactancias ni cebadores.

El tubo LED tiene una vida útil de unas 50.000 horas, frente a la vida útil de 8000 horas del tubo convencional. Los tubos LED soportan mejor que los tubos fluorescentes los golpes y vibraciones, ya que son más resistentes; incluso pueden desmontarse para repararse. Los LED consumen bastante menos que los tubos convencionales.

Además, los tubos LED funcionan con arranque instantáneo, por lo que sus horas de vida no quedan afectadas; el fluorescente tarda en arrancar y su vida queda afectada por el número de encendidos diarios.

Por si fuera poco, los tubos LED son más respetuosos con el medio ambiente, ya que no necesitan de ningún tipo de gas para lograr encenderse; por su parte, los tubos fluorescentes se fabrican con vapor de mercurio, por lo que sus compuestos son productos químicos muy peligrosos para el medio ambiente y para la salud de las personas.