¿CÓMO HACER UNA INSTALACIÓN ELÉCTRICA EN UNA CASA?

¿Cómo hacer una instalación eléctrica en una casa? Si te estás haciendo esta pregunta es porque eres una persona muy manitas y te estás planteando realizar la instalación de tu nuevo domicilio tú misma, o quizás ya es hora de cambiar la instalación antigua por una nueva, y evitar así riesgos innecesarios que pueden surgir con instalaciones eléctricas que tienen muchos años.

En este artículo te damos los pasos básicos para poder hacer una instalación eléctrica en casa tú mismo, pero, cuidado, no cualquier puede hacerlo, es importante saber que todo lo que conlleve electricidad es peligroso si no se sabe lo que se está haciendo. Es fundamental contar con unos conocimientos más que básicos para no correr ningún riesgo, ni durante el proceso de instalación, ni en su uso, una vez instalada.

En caso de no contar con los conocimientos adecuados lo mejor es contar con un profesional de electricidad para este trabajo, ya que no es ningún juego. La electricidad es fundamental en nuestra vida diaria, pero esta misma vida lo es mucho más.

Toda precaución es poca al hablar de manipular cualquier instalación eléctrica. La seguridad es lo primero, por lo tanto, antes de ponernos manos a la obra, es imprescindible tomar ciertas precauciones como por ejemplo cortar el suministro eléctrico, desde el interruptor general, respetar el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión, el RBT, reglamento vigente en este aspecto, y utilizar todos los productos y herramientas homologados necesarios.

Pasos para realizar una instalación eléctrica con total seguridad:

Lo primero es realizar un esquema de la instalación eléctrica que queremos instalar. Dibujamos el plano de la vivienda, señalando en él donde vamos a situar cada punto de luz, los enchufes y los interruptores, para tener una visión global de la instalación.

Lo segundo, vamos a unir con distintos colores cada circuito (en las viviendas suelen ponerse cinco circuitos distintos), así por ejemplo uniremos los del circuito 1, puntos de iluminación; circuito 2, enchufes generales y frigoríficos; circuito 3, cocina y horno; circuito 4, lavadora, lavavajillas, y termo eléctrico; y circuito 5, baños y enchufes auxiliares de la cocina. Estas líneas dibujadas, y cada una con su color, las llevamos hasta el cuadro general de protección, que es donde se encuentran los elementos de protección de la electricidad de la casa, es decir, el IGA, Interruptor General Automático, que protege de cualquier posible cortocircuito, el ID, Interruptor Diferencial, que protege cuando se produce algún escape de la corriente desconectando la electricidad, el PIA, Pequeños Interruptores Automáticos, que se encargan de proteger las situaciones de sobrecargas y cortocircuitos de los circuitos eléctricos de la casa.

Una vez todo claro en nuestro esquema particular, pasamos a la acción, a comenzar con la instalación del cableado. Los cables podemos ponerlos de forma superficial o empotrados para que no se vean, esta última forma de hacerlo quedará mucho mejor, aunque necesitará trabajos de albañilería. Hay que tener claro que todas las tomas de corriente se conectan al conductor de fase, al neutro, y al de tierra. (Contacta con un profesional si no estás familiarizado con la electricidad, esto es solo una guía orientativa e informativa).

Una vez colocados los cables, pasamos a colocar los enchufes y los interruptores en el lugar que les habíamos asignado en nuestro esquema inicial. Cada estancia necesitará unas piezas diferentes, ya que cada habitación de la casa tiene un uso específico, por ello en algunas necesitaremos poner dos, o incluso tres, interruptores conmutadores, dependiendo de su uso. De igual manera, no será lo mismo poner un enchufe para enchufar una lámpara, que un enchufe para la televisión, la calefacción, u otros electrodomésticos, cada uno necesitará una potencia adecuada, y cada uno necesitará ser colocado en un sitio concreto que cuente con la mayor seguridad, como los del baño o la cocina que necesitarán lo que se llama “volumen de protección”, para evitar cualquier accidente, y esto es imprescindible saberlo. Para ellos es necesario contar con la formación adecuada, o la ayuda de un profesional.

Debemos conectar los enchufes e interruptores con su correspondiente cable que va al cuadro eléctrico, y de igual forma, conectar los cables desde el interruptor a su punto de luz que corresponda.

Como vemos, estos son los pasos que se siguen en una instalación eléctrica, pero no deja de ser una mera información superficial de todo el trabajo a realizar. Es necesario saber hacerlo, tener conocimientos específicos de electricidad, y contar con las herramientas y las piezas adecuadas. Si realmente estás dispuesto a realizar la instalación eléctrica de tu casa, te aconsejamos seguir formándote, este artículo te servirá de contacto inicial y básico, pero los conocimientos necesarios son mucho más específicos.

Contacta con un profesional de electricidad para tu seguridad y la de los tuyos, esto es lo importante.