HAZ TU CASA MÁS EFICIENTE Y CAMBIA TU INSTALACIÓN ELECTRICA

¿Tu instalación eléctrica ya no es tan eficiente? ¿Llevas tiempo pensando que deberías cambiar tu instalación eléctrica porque tiene ya muchos años? Si estás haciéndote estas preguntas, es hora de cambiar tu instalación eléctrica.

A todos nos da muchísima pereza cambiar nuestra instalación eléctrica, tan solo el pensarlo ya nos pone de mal humor, es un lío total, nada que ver con cambiar la decoración de la casa, es una reforma bastante más compleja y delicada, y por eso lo vamos dejando y dejando pasar.

Lo cierto es que no solo hablamos de un cambio para mejorar, el cambio de una instalación eléctrica es lo que nos proporcionará seguridad, y nos salvará de cualquier problema que pueda surgir por culpa de una instalación eléctrica demasiado antigua o en malas condiciones, y con nuestra seguridad no deberíamos jugar. Una instalación eléctrica en mal estado es muy propensa a tener fallos, lo que conlleva todo tipo de peligros como cortocircuitos, descargas, o incluso incendios.

Este tipo de intervenciones necesitan de un profesional de la electricidad que las realice, no nos valen las chapuzas, ya que lo imprescindible es la seguridad plena, como decías antes. Por lo tanto, lo primero es ponerse en contacto con un buen profesional.

Seguramente os estaréis preguntando ¿Cuándo se debe cambiar una instalación eléctrica en el domicilio? Lo cierto es que al consultar con varios profesionales de la electricidad, puede que las respuestas sean bastante dispares, y esto se debe a que en realidad es difícil determinar el tiempo que dura una instalación eléctrica, ya que depende de muchos factores, y unas durarán mucho más tiempo, sin dejar de proporcionarnos la seguridad adecuada, que otras. Algunos recomiendan que se cambien las instalaciones eléctricas pasados unos diez o quince años, pero si tu instalación cuenta con unos buenos materiales homologados, la realizó un buen profesional de la electricidad, si cuenta con toma de tierra, y en principio, no ha dado ningún problema, las instalaciones eléctricas pueden durar muchos años más. Solo tendrás que hacer una revisión rutinaria para comprobar que todo sigue en orden y funcionando correctamente, sobre todo los sistemas de protección. No nos olvidemos de llevar un buen mantenimiento, de ir cambiando enchufes o interruptores en mal estado, o que provoquen chispas, y más cuando la instalación eléctrica es de las antiguas.

¿Qué puntos debo tener en cuenta a la hora de cambiar la instalación eléctrica? Debemos saber que hay dos tipos de instalación eléctrica, uno es las que van por tubos o canaletas, y la otra las que van empotradas. Este último queda totalmente ocultas al exterior, por lo que estéticamente son mucho mejores, pero será necesario que entre en juego otro profesional, ya que necesita trabajos de albañilería para introducir los cables eléctricos. El otro tipo, el que va por tubos o canaletas es mucho más fácil de instalar, y tardaremos mucho menos tiempo en ello, ya que van en el exterior de la pared. Si no queremos que estéticamente quede feo, existen sistemas estéticos en el mercado actual que harán que estos cables, aunque vayan por el exterior de la pared, queden totalmente disimulados, o incluso formen parte de la decoración de la estancia. Este último tipo es mucho más llevadero su arreglo y mantenimiento, ya que si hubiese que reparar algo, todo estaría en el exterior y no habría que picar la pared para solucionarlo, solo se tendría que desmontar el aplique o canaleta por la que vayan.

Debemos tener en cuenta las precauciones necesarias que necesitan la cocina y el baño en su instalación eléctrica. La normativa prohíbe colocar apliques en ciertas zonas de estas habitaciones de las casas, como son los baños, apliques como interruptores, luces o tomas, ya que hay que tener especial cuidado con la electricidad en estas estancias por ser lugares que sufren una gran humedad, y todos sabemos que no es buena compañera de la electricidad. Y lo mismo pasa en la cocina, son habitaciones donde conviven agua y electrodomésticos de forma continua y diaria, y son necesarias unas normas específicas de instalación. Estos datos son muy importantes si nos decidiésemos a hacer el cambio de instalación nosotros mismos, ya que hay que cumplir con la normativa específica de forma obligatoria, no solo porque sea obligatorio, sino porque se trata de nuestra seguridad personal y material.

Si tu instalación eléctrica necesita ser cambiada, por ser demasiado antigua, o porque ha empezado a dar problemas y puede ser peligrosa, contacta con un buen profesional de electricidad. Una revisión a tiempo puede salvarnos de un fallo peligroso como un cortocircuito, una descarga eléctrica al tocar un electrodoméstico o un enchufe, o incluso de un incendio.

Realiza el cambio de tu instalación eléctrica de forma segura, profesional, y sobre todo con todas las garantías, en el momento y para el futuro.