AHORRA EN ELECTRICIDAD EN CASA CON ESTOS TRUCOS

¿Quieres ahorrar en electricidad? En este artículo encontrarás los trucos para conseguir un buen ahorro en electricidad para tu casa.

En tiempos complicados de crisis como el que vivimos, es necesario agudizar el ingenio y tomar cartas en el asunto, hay que tomar todas las medidas que estén en nuestra mano para conseguir ahorrar, y la factura de la luz podemos controlarla tan solo siguiendo unos pequeños trucos que te enseñaremos a continuación.

Llega el invierno, y en esta época del año nuestra factura de electricidad se dispara de tal manera que nos cuesta afrontar el pago. El gasto de energía en estos meses es mucho mayor que en otros sin poder remediarlo, los días son mucho más oscuros y tenemos que tirar de luz artificial para las todas las tareas cotidianas, a lo que se suma el gasto en calefacción, radiadores, braseros y calefactores por la llegada del frío. No podemos luchar contra la temperatura del invierno, ni contra la disminución de la luz natural, pero sí podemos controlar el gasto de nuestra factura reduciéndola todo lo posible siguiendo unos pequeños consejos que deberemos poner en práctica a diario.

Lo único que tenemos que hacer es comenzar a cambiar nuestros hábitos diarios, concienciarnos de que hay que hacerlo sí o sí, y pasarlos a formar parte de nuestras costumbres. Y para esto, hoy, vamos a ayudaros a descubrir algunos de los trucos que podéis utilizar para conseguir ese ahorro tan deseado en vuestra factura de electricidad.

Vamos con algunos de estos trucos para reducir el consumo de los electrodomésticos de nuestro hogar que suelen consumir más energía.

¿Qué podemos hacer para bajar el gasto de nuestro frigorífico?

Cada vez que abrimos el frigorífico, su temperatura sube, por lo que una vez cerrado, la máquina tiene que volver a conseguir su temperatura adecuada. El simple hecho de abrir y cerrar nuestro frigorífico nos supone un gran gasto eléctrico, ya que está continuamente forzándose.

Las medidas que debemos tomar son las siguientes: intentar no abrir y cerrar continuamente la puerta del frigorífico, abrirlo lo mínimo posible, y esto podemos conseguirlo pensando bien antes de abrirlo que es exactamente todo lo que vamos a necesitar en ese momento, para no tener que abrirlo quinientas veces cuando cocinamos; debemos no meter en el alimentos muy calientes, ya que el trabajo que deberá realizar nuestro electrodoméstico se multiplicará con productos que estén a temperaturas muy elevadas (su función es enfriar, que no se nos olvide); mantener nuestro frigorífico en buen estado, es decir, debemos estar pendientes de cualquier fallo que notemos en su funcionamiento, ya que si hay algún problema, debemos repararlo cuanto antes porque el gasto en electricidad será mayor de lo habitual; y por último, debemos mantenerlo en la temperatura adecuada, ya que cada grado de menos, sumará un 5% en nuestra factura. Lo recomendable es mantenerlo entre 3ºC y 7ºC para el espacio de refrigeración, y en -18ºC en el de congelación, aproximadamente

¿Podemos reducir el gasto energético de la lavadora?

No solo podemos, sino que debemos. Esto no tiene ningún misterio, simplemente tenemos que utilizar los programas adecuados para cada tipo de lavado. Nos acostumbramos a utilizar un solo programa y parece que es porque nuestra lavadora solo tiene ese, y no es así. Las lavadoras cuentan con un montón de programas, y la mayoría de las veces nos bastaría con un programa corto para sacar la suciedad de la colada, por ello, debemos cambiar este mal hábito, y además, utilizar programas de lavado en frío siempre que se pueda, ya que los programas con agua caliente gastan mucho más. Utilicemos cada electrodoméstico correctamente.

¿Cómo bajamos el gasto de ordenadores, televisores y luces?

¡Fuera stand-by! Esto es lo principal. Solemos dejar en stand-by ciertos electrodomésticos como por ejemplo la televisión, y lo mismo ocurre con los ordenadores, y lo que estamos haciendo es aumentar nuestra factura de electricidad casi en un 15%. Solo tenemos que apagar del todo este tipo de aparatos cuando no se vayan a utilizar, sobre todo por la noche, no vamos a utilizarlos en un montón de horas ¿para qué tenerlos encendidos? Puede sonar ridículo, puesto que lo único que vemos es un pilotito encendido, y nos da la sensación de que eso no puede gastar mucho, y no es así. Con este cambio ahorraremos en nuestra factura más de lo que pensamos.

Lo mismo pasa con todo tipo de regletas que tienen un interruptor, este interruptor está constantemente gastando energía si lo mantenemos encendido también cuando no se usa, y ciertamente, no tiene ningún sentido. Apagándolo notaremos el ahorro.

¡Cuidado con las luces! No necesitamos tener todas las luces de casa encendidas, basta con ir apagando si no se van a utilizar, además de pasarnos a luces LED o de bajo consumo para reducir nuestra factura.

Siguiendo estos simples consejos ahorrarás, ¡Comienza hoy mismo!